Información científica sobre temas de la Clínica Médica.

AREA PUBLICA

Descargas   |   Contacto  

Paciente y Familia

Acceda a información de interés relacionada al paciente y la familia.


CONFIRMAN QUE LA SOMNOLENCIA AFECTA LA SEGURIDAD VIAL E INDUSTRIAL


Los trastornos y la privación de sueño representan las principales causas de accidentes de tránsito e industriales. Usualmente la fatiga se relaciona con la somnolencia, la cual, a su vez se asocia con la reducción de las horas de sueño, la extensión del tiempo de vigilia, el estar despierto durante la depresión circadiana y el consumo de ciertos fármacos. Se sabe que la somnolencia representa un factor causal de accidentes automovilísticos fatales y de muchos accidentes industriales. En un estudio realizado en EE.UU. en el año 1995 se demostró que el 52% de 102 accidentes de camiones pesados se asociaban con la presencia de fatiga por parte de los conductores, los cuales en un 17.6% de los casos, manifestaron haberse quedado dormidos antes del episodio.

Durante los últimos 20 años, una gran cantidad de investigaciones han demostrado la existencia de una asociación entre los accidentes de tránsito y los trastornos del sueño, en particular con aquellos relacionados con la respiración, como la apnea obstructiva del sueño. En este último caso, el tratamiento quirúrgico de la entidad elimina el riesgo de accidentes. Otros trastornos del sueño que parecen relacionarse con la aparición de somnolencia en el momento de conducir son la narcolepsia y el síndrome de las piernas inquietas, aunque aún no existen estudios que demuestren estas asociaciones en forma definitiva.

Además de los trastornos orgánicos del sueño, los cambios conductuales que alteran el patrón de sueño y vigilia también pueden producir accidentes relacionados con la fatiga. La privación de sueño afecta no sólo a conductores de automóviles sino también a conductores profesionales de camiones de carga. En un estudio realizado en EE.UU. en 20 conductores de camiones se demostró a través de un promedio de 4.78 horas de sueño diarias durante un período de 5 días. A su vez, a través de registros por electro encefalografía, se constató la presencia de por lo menos 6 minutos de sueño no continuo durante las horas de manejo, la mayoría durante las últimas horas de la noche o las primeras horas del día. En los conductores de camiones, el antecedente de haber dormido menos de 5 horas durante las 24 horas previas y el conducir durante el horario entre las 2 AM y las 5 AM representan factores de riesgo significativos de accidentes, con odds ratio aproximados de 2.7 y 5.6, respectivamente. Los profesionales de la salud también se ven afectados por la privación de sueño y frecuentemente conducen después de una noche de trabajo. Los resultados de un trabajo llevado a cabo en una población de médicos residentes demostraron que el riesgo de presentar un accidente de tránsito después de una guardia nocturna era 2.3 veces mayor que el observado después de una jornada laboral no extendida.

Numerosas actividades que requieren de procesos de toma de decisiones son susceptibles de verse afectadas debido a la presencia de somnolencia. En un estudio realizado en Francia en 2610 trabajadores del ferrocarril, la presencia de trastornos de sueño representó un factor de predicción de lesiones ocupacionales o profesionales, con un odds ratio de 1.29. El trabajo nocturno se asocia particularmente con la somnolencia y la pérdida de horas de sueño, así como trabajar durante la depresión circadiana y la extensión del tiempo de vigilia. Por ejemplo, el accidente sucedido en la planta nuclear de Chernobyl, ocurrido durante la noche, fue producido por un error humano relacionado con el horario de los trabajadores. Aunque este episodio representa un indicio anecdótico, resulta de utilidad para ilustrar la relación entre la privación de sueño y los accidentes laborales.

La somnolencia representa una importante causa de accidentes industriales y de tránsito, en particular en los conductores profesionales de camiones de carga. En ambos campos, existe una necesidad de implementar medidas efectivas que contrarresten esta asociación.

Edición en salud pública: November 28, 2006
Fuente informativa: Sleep Medicine Reviews 10(5)
Ciudad de la investigación: Bordeaux, Francia
Autor/es: Philip P, Akerstedt T
SIIC Salud

PHX/CCI/0045/16   



Mostrar Todas